Los suelos con lamas de composite para exterior TEPSA  son ideales para jardines, terrazas y paseos marítimos.

Las baldosas de composite TEPSA no se astillan ni se rompen con los golpes, se instalan fácilmente y no necesitan mantenimiento.

TEPSA solo utiliza materiales plásticos de primera extracción, nunca utiliza reciclados ni mezclas de plástico reciclado con fibras vegetales para fabricar los tablones de composite para suelos exteriores. Por este motivo pueden estar en contacto directo con alimentos y cuentan con certificación para uso alimentario.

El material plástico utilizado en la fabricación de los perfiles de composite evita la proliferación de bacterias o moho, habituales en los suelos de madera convencionales.

Superficie libre de tornillos, acabado limpio y elegante

El primer paso para la instalación consiste en fijar los perfiles inferiores (rastreles) al suelo que se desea cubrir, con atención a que todos estén a la distancia necesaria (generalmente 30 cm).

Los tablones de composite se unen a los rastreles gracias a unas fijaciones ocultas (clips), de manera que no hay tornillos ni elementos de fijación a la vista, quedando un acabado más limpio que con la madera convencional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Solicite presupuesto sin compromiso cubriendo el siguiente formulario:

O contacte directamente con el fabricante español TEPSA para más información:
PEDIR PRESUPUESTO